ANTONIO PIGAFETTA PRIMER VIAJE ALREDEDOR DEL MUNDO PDF

Biografia[ modifica modifica wikitesto ] Casa cosiddetta di Pigafetta. In Spagna, Pigafetta segue Chiericati nei vari incontri presso la corte spagnola e viene colpito dalle discussioni che vi si tengono sulle scoperte geografiche fatte da spagnoli e portoghesi [5]. Il 27 aprile nella battaglia di Mactan , nelle attuali Filippine , un folto numero di indigeni capitanati dal re locale Lapu-Lapu uccise Magellano e alcuni suoi uomini e lo stesso Pigafetta rimase ferito. Dei sessanta superstiti presenti sulla Victoria che ormai imbarcava acqua ed aveva le velature danneggiate quando era salpata dal Brunei, solo diciotto giunsero vivi a Siviglia, malmessi, denutriti e alcuni ammalati; tra loro Pigafetta, insieme ad un altro italiano, Martino de Judicibus.

Author:Shaktizahn Vudogis
Country:Nepal
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):23 August 2014
Pages:309
PDF File Size:7.79 Mb
ePub File Size:15.75 Mb
ISBN:805-7-21805-529-7
Downloads:81968
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zuluran



Vencidos a1 fin tndns 10s ohst,Gculos, quedaron listos 10s barcos, y entonces Magallane;: recihih el estandarte real de manos de Sancho Martinez de Lcyva, asistente iglesia de Nuestra Senora de la estando ante el jurarnento de ser- vir lealmente al emperador, y 10s d e m h capitanes jura-. Las paginas del libro de Pigafetta y las nntas con que lo.. La armada partib de Sevilla el 10 de Agosto de M vo noticia en Portugal, el Gnbierno de ira al Fer desbaratados sus no rectos propbnitos, hizo salir a la mar unos barcos que tenla dispuestos, mientras 10s nuestros terminaban en San Ldcar su aprorisionarniento y en la duda de si ha- rfan rumbo B Oriente 6 Occidente, envib unos hacia el caho do Buena Esperanza y B la costa del Brasil, otros; todos con orden de apresar 6 destruir 10s quc IIIagalla- Por causas que no son de este lugar, fracas6 tan ms- quiavElico plan, pero evidente es que la corte lusitana no tampoco habia perdido el tiempo para 10s inicuos fines de su Gobierno: s e entendi6, sabe Dios cbmo y B que precio, con algunos de 10scapitanes - xs -.

Desde el primer momento se pres- talon h ello, pero obtuyieron resultado opuesto a1 que esperahan. Cartagena, como veedor de la armada, y Luis de Mendozx, como tesorero de la misma, trataron de cstralimitarse dc sus atrihuciones sohreponikndose A hlagallanes con menosprecio de su autoridad. En cuanto el rey tuvo conocimient,o dc lo qu. Cedieron por el pronto estos mcnguados en su hostilidad, pero mortifi- cados por la reprimenda del rev, y conforme Q ]as euci- taciones del portugu6s Llvarez, uiia vex en la mar, per- sistieron en su irifame tarea con cl prciposito de disgus- tar y ahurrir 3.

Magallanes con ohjeto de decidirlo 6 renunciar A su empresa y volverse :i Espafln, hasta! Asi opina tamhiLord Stanlq: of Alderley en el pr6logo de su traducc. Lo cual con- cucrda con lo quc refiere Corma en las Lendas du India; dice que Diego Harbosa escribi6 6 Magallanes, pcr la caravela que fu6 6 Canarias que esstrteiese precmido, que ulyinos de 60s cnpitaries urdian algo contra il.

Lor- hechos IC demostraron mAs adelante cuBn indignos eran de tan noble conlianza. Xada ocurri6 de particular en las primeras semanas de navegacih, pero 6 fines del mes de Octuhre, el capi- tbn Juan de Cartagena se declar6 ya en hostilidad hacia el jefe de la armada, saluddndole una tarde de manera.

Este incidente motiT-0 clue un dia que est. Xlgo j. Las tripulaciones. Mendo7a, Quesada p Cartagena, creyeron llegada la ocasi6n de realizar su plan. Esta rjpida justicia ejercida en 10s principales cnpitanes de la armada, impresion6 k la gente, quedando asi restablecida la disciplina con el minimo del castigo; todos 10s deinis fueron perdo- nados.

Tuvo Cartageria la mala irrspiracihn. O , fueron llevados I tierra, de - dolos alli abandonados. Castigo cruel, pero que fuvieron bien merecido. Mas no habisn tcrminado s u n 10s dias de prueba para Magallanes. E n esta ocasihn fud el traidor un compatriota del jefe de la armada, pues Esteban Gomez era portugues; si por un inomcnto vacilara h1agallane. La salud de la gente se resintib bastante y algunos fiillecimon. Di6 en esta ocasi6n Magallanes laudable e,jemplo de lo que cs el deher en quicn time mando; visitaba constan- tement.

Dos veces tan s6lo vieron tierra y dispuso en seguida ahordurla, para ver si podian proveerse de bastimentos, dc qne tan. El 6 de Marm de dicron vista A otras islas y surgieron en una de ellas; pero hubo desavencncias con 10s naturales y turieron que mnrcharse ri 10s tres dias, habiendo Iiecho tan sblo muy escasa provisi6n de viceres. Llamaron 6 estas islav de l m Lachones, por lo mucho que Io eran 10s indige- nas.

El 17 de Marzo vieron otra isla que pertcneria ya ;i ot. RIAs adelante se llamaron Filipinas las islas que lo constituyen, nombre que conservan. Triste ea decirlo, poco, mu? El ainor y respcto A Espafia que ellos infiltrxron en 10s habitantes de aquellas islas, 4 la 1. Vnriux y de diversa indole sun las eausas que han determi- nado tan rw 1ical t. Proceden en parte de l a aeci6n g u b e r n a m e h l que implant6 en el Arehipielago imprrnieditndos y mu?

Otras reformas han prodncido en 10s indigenas malestar y disgust0 por 1as vejaciooea qoe les ocasionsn en si misrnas, y mucho, machi- simo m b , por Ix manera abusiva de splicar 10s reglamontos para el cumplimiento de ciertss dispnsiciones administratiras.

Por doloroso y aun vergonzoso que Rea reconoceerlo, CB m a w d a d amwga,pero e. Persisti6 el jefe de la armada en su obcecada ins- piracibn, que pronto le cost6 la vida. Todas las circuns- tancias fileron desfavorables psra iiuestros compatrio- tas, aun prescindiendo de la superioridad numbrica de 10s contrarios. Esteofrecimiento impremeditado, so crey6 ohligado a sostencrlo B igual- mente t4 mostrar a 10s cebuanos que eran nuestros hom- Ires de armas invencihles.

Mas, hpor clue se desvib llagallanes de s u rumbo? IO antes de salir de San Lilcar; inexplicable parece, respecto ir este particu- lar, s u conducta marinera. Como hombre que era de estu- dio, es mug probable que tuviera notas 6 apuntes que hoy descifrarian tal enigma; no tcnemos noticia de que I. Si en vida fue Magallanes maltratado por sus compa- triotas, con algunas escepciones, no fueron mas bene- volos con 61 deFpu6s de su rnuerte.

Los escritores por- tugueses Faria, Rarhosa y Goes, hacen justicia 4 su me- moria: reconocen sus m8rilos como marino, como sol- dado, y no le creen merecedor del materna que contra. Cumdo llegaron 4 la linea equinocial, 3lIagallanes dijo 4 10s otros capitancs, que se hallaban may cerca dc la8 isla8 de Maluco, pero tenig notieins de pie en dlos n o ptliian abastecerse de riocres, por lo que convenfa wnnzar 10 6 1 2 " d N. Fu6 Vasco, riolento 6 irascible en el,t n t o coli i u s subordinados; el ilustre descuhridor del Estre- cho, si bien dcmostrh entcreza en momentos supremos, poscia grandes virtudes y cualidades de orden rnuy ele- vado.

Pero no turv, afiade Lord Stanley, la sucrte de que a w s hechos consagrase Camoens su musa, cDmo lo him con. Eo su entusiasmo por Magallanes, aprecia su merit0 cnmo navegante, rnuy superior a1 de Cristobal C o l h ; el primer viaje de M e , en que descubrib la America, durh solnmcnte poco m8s de dos meses, y en 61 tuvo m8s contrariedad que la impaciencia de.

El descubrimiento de las islas Filipinas, se supo en Espafia por Juan Sebsstiiin del Cano, que mandando una de Ias naos de la escuadra de Magallanes, lleg6 ii las islas Nolucas, y con la misma la Victoria regresb B Espaiia, liabiendo dado la vuelta a1 mundo. No hernos de escatimar su merit0 a del Cano: fue hombre de mar inteligcnte; tal fu8 como capi- t i n de la Victoria el filtimo ail0 del viaje Agost0 de A Septiembre de Antes de tomar el mando de diclia nao, sblo una vcz se cita su nombre, y e n x-erdad, en ocasibn que poco le favorece; fu6 en Ia rebeli6n del puerto de Ssn J u l i h en quo tom6 parte bastante activa, figurando a1 lado de los desleales.

Dcbia tener del Cano entonc. Si se unib k 10ssublevados, fu6, pues, con pleno conocimiento de. No es lo probable. Siempre debe inspirar algiin respeto la memoria del que ya no existe: del Cano no debia creerlo asi y procedib conforme a1 ospiritu quo rcfleja el conocido dicho: j d moro mucrto, p i i lrmxdu! Era el caballero Pigafctta, natural de la ciudad de Ve- nccia, en la. Sin que pueda sostenerse que Antonio-Pigafetta fuera afamoso. No acertamos ti deducir s i e s sincero en esto hltimo, 6 si exagera 6 inventa para dar Za la.

En algunos pasajes del misrno parece era cristiano ferviente; otros se prestan A dudarlo, pues kn asunto de importancia hay fundamentos para suponer que no rinde culto 6 la verdnd, Ilevado. En las notas que siguen a1 libro del caballero italiano, procura- mos roctificar algunos de 10s errores asi 10s Ilamare- rnos que contiene y estimamos merecen serlo. Es dicho libro el dato ilnico de que msponemos para apreciar las condiciones morales de su autor, por Io que al indicarlas segun nuestra presuncidn, posibla es que no estemos acertados; pero conste que nuestras palabras, hijas son de leal convicci, sin que otro mSvil las inspire.

Demuestra la narraci6n. El insistente silencio que en este particular olwxva, no debe proceder de frialdad de cargcter, porque mas bien parece bullidor y comunicativo.

ENZIM ALFA AMILASE PDF

Antonio Pafagetta - primer vaje alrededor mundo

.

HP DESIGNJET T2300 EMULTIFUNCTION PRINTER PDF

PIGAFETTA.pdf

.

2414NB MAKITA PDF

Antonio Pigafetta: primer viaje alrededor del mundo (2) – Periódico El Caribe

.

Related Articles