EL LOBO Y LAS SIETE CABRITAS PDF

Искать El lobo y los 7 cabritos resumen El lobo y los siete cabritos. Luego la mam cabra cosi el agujero con hilo y aguja, y lo hizo tan bien que el lobo no se dio cuenta de nada, y ni siquiera se movi. Jacob Karl Grimm y Wilhelm Grimm. Etiquetas: Cuento infantil. Y abrieron la puerta. Los siete cabritos trajeron a toda prisa las piedras que pudieron y se las metieron en la barriga al lobo.

Author:Mazur Dainris
Country:Mauritania
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):2 October 2018
Pages:175
PDF File Size:6.46 Mb
ePub File Size:4.3 Mb
ISBN:714-1-66357-972-1
Downloads:71849
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Nikoll



Un da quiso salir al bosque a buscar comida y llam a sus pequeuelas. El muy bribn suele disfrazarse, pero lo conoceris enseguida por su bronca voz y sus negras patas. Podis marcharos tranquila. No haba transcurrido mucho tiempo cuando llamaron a la puerta y una voz dijo: "Abrid, hijitas. Soy vuestra madre, que estoy de vuelta y os traigo algo para cada una.

Ella tiene una voz suave y cariosa, y la tuya es bronca: eres el lobo. Se lo comi para suavizarse la voz y volvi a la casita. Llamando nuevamente a la puerta: "Abrid hijitas," dijo, "vuestra madre os trae algo a cada una.

Eres el lobo! El molinero, comprendiendo que el lobo tramaba alguna tropela, se neg al principio, pero la fiera lo amenaz: "Si no lo haces, te devoro. S, as es la gente. Volvi el rufin por tercera vez a la puerta y, llamando, dijo: "Abrid, pequeas; es vuestra madrecita querida, que est de regreso y os trae buenas cosas del bosque.

Pero fue el lobo quien entr. Qu sobresalto, Dios mo! Y qu prisas por esconderse todas! Pero el lobo fue descubrindolas una tras otra y, sin gastar cumplidos, se las engull a todas menos a la ms pequeita que, oculta en la caja del reloj, pudo escapar a sus pesquisas.

Ya ahto y satisfecho, el lobo se alej a un trote ligero y, llegado a un verde prado, se tumb a dormir a la sombra de un rbol.

Al cabo de poco regres a casa la vieja cabra. Santo Dios, lo que vio! La puerta, abierta de par en par; la mesa, las sillas y bancos, todo volcado y revuelto; la jofaina, rota en mil pedazos; las mantas y almohadas, por el suelo.

Busc a sus hijitas, pero no aparecieron por ninguna parte; las llam a todas por sus nombres, pero ninguna contest. Hasta que le lleg la vez a la ltima, la cual, con vocecita queda, dijo: "Madre querida, estoy en la caja del reloj.

Imaginad con qu desconsuelo lloraba la madre la prdida de sus hijitas! Cuando ya no le quedaban ms lgrimas, sali al campo en compaa de su pequea, y, al llegar al prado, vio al lobo dormido debajo del rbol, roncando tan fuertemente que haca temblar las ramas. Al observarlo de cerca, parecile que algo se mova y agitaba en su abultada barriga. Vlgame Dios! Y envi a la pequea a casa, a toda prisa, en busca de tijeras, aguja e hilo. Abri la panza al monstruo, y apenas haba empezado a cortar cuando una de las cabritas asom la cabeza.

Al seguir cortando saltaron las seis afuera, una tras otra, todas vivitas y sin dao alguno, pues la bestia, en su glotonera, las haba engullido enteras. All era de ver su regocijo! Con cunto cario abrazaron a su mamata, brincando como sastre en bodas!

Pero la cabra dijo: "Traedme ahora piedras; llenaremos con ellas la panza de esta condenada bestia, aprovechando que duerme. La madre cosi la piel con tanta presteza y suavidad, que la fiera no se dio cuenta de nada ni hizo el menor movimiento. Terminada ya su siesta, el lobo se levant, y, como los guijarros que le llenaban el estmago le diesen mucha sed, se encamin a un pozo para beber.

Mientras andaba, movindose de un lado a otro, los guijarros de su panza chocaban entre s con gran ruido, por lo que exclam: "Qu ser este ruido que suena en mi barriga? Cre que eran seis cabritas, mas ahora me parecen chinitas.

Vindolo las cabritas, acudieron corriendo y gritando jubilosas: "Muerto est el lobo! Muerto est el lobo!

DBMS BIPIN C DESAI PDF

Las siete cabritas y el lobo

.

B772 Y PDF

EL LOBO Y LAS SIETE CABRITILLAS

.

Related Articles