LEOPOLDO ZEA EL POSITIVISMO EN MEXICO PDF

In his vision of a united Latin America , he defended his beliefs concerning the place of mankind in the region. Zea explained that the discovery of was nothing more than a concealment in cultural and known terms, a product of the ideological cross-breeding of the configuration of the Latin American identity, a matter which he revealed on the 5th centenary in Later, he studied the ontological analysis of Latin America in the cultural and geo-historical planes. In he founded the Faculty of Philosophy and gave lectures on History of ideas in America. In , he was appointed to a full-time position as a researcher at the Philosophical Studies Center of the University.

Author:Faugami Kazrak
Country:Libya
Language:English (Spanish)
Genre:Music
Published (Last):11 January 2007
Pages:324
PDF File Size:3.58 Mb
ePub File Size:10.81 Mb
ISBN:576-4-86893-794-1
Downloads:47412
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mekus



El clero hostilizaba al nuevo orden desde los templos y el militarismo desde el campo, provocando continuas revueltas y deserciones. El partido liberal, al constituirse en estado, en gobierno, tuvo que establecer las base para un orden social duradero.

Gabino Barreda. Los liberales vencedores buscan establecer un orden liberal. El positivismo se presentaba como adecuado instrumento para establecer el orden liberal. Mora expone los ideales de su clase en la fase que he llamado combativa.

El clero y la milicia son dos grupos que no se interesan por otra cosa que por defender y aumentar sus privilegios Mora lo llama intereses de cuerpo y que se han dividido la tarea de tiranizar a la sociedad tanto en lo espiritual como en lo material. Las primeras formadas por los cuerpos llamados clero y milicia, se interesan por satisfacer los privilegios de determinadas personas. Este sistema fue el creado por Barreda. Se ha hecho del Estado una especie de mina de la cual se puede sacar todo aquello que se necesite para un particular bienestar, en esto lo han convertido las facciones dominantes.

La lucha entre las fuerzas del retroceso y las del progreso es la lucha entre dos concepciones sobre el Estado: una que lo considera como instrumento de los intereses de determinadas facciones y otra que lo considera como instrumento al servicio de toda la sociedad. Un orden que tuviese su base en la conciencia de los individuos; era menester un orden espiritual. Los jacobinos eran aquellos liberales que no aceptaban el orden sostenido por los positivistas mexicanos.

De acuerdo con la doctrina sostenida por Barreda el orden material anhelado no era un orden contra la libertad individual. Por el contrario, el orden material era puesto al servicio de la libertad individual, la servicio de la libertad espiritual. Tarea encomendada al Estado. Se puede tener las ideas que se quiera, lo que nos se pude hacer es estorbar con tales ideas la libre marcha de la sociedad.

La moral concebida por Barreda como el resorte que estimula o detiene los impulsos, las acciones o los actos buenos o malos que el hombre realiza en la sociedad.

La riqueza debe ser protegida por el Estado. La defensa que hace Barreda de su propio plan es la de que dicho plan educativo, realiza con el fin para el cual ha sido propuesto, el orden. Los positivistas tienen poder de modelar la conciencia de los mexicanos.

De los ensayos publicados, destaca el de Miguel S. La riqueza es, un instrumento que capacita la hombre para hacerlo moral e intelectualmente superior al pobre. Ante ella no valen justificaciones que tengan su origen en lo indemostrable. El desorden de la sociedad mexicana era el resultado de la desigualdad cultural de los mexicanos; de que cada grupo tratase de imponer a otros sus ideas, intento que provocaba la resistencia y con ello la lucha con todas sus consecuencias.

El desorden material era consecuencia de una falta de uniformidad educativa, los mexicanos no eran capaces de ponerse de acuerdo. Sin este acuerdo no era posible el orden social. La sociedad no debe tener otra doctrina que la que se base en la ciencia. La libertad de conciencia no implica una libertad que pueda oponerse a los intereses de la sociedad. El individuo como tal, puede pensar lo que quiera, pero no como sujeto social. La conciencia no puede tener en materia social la misma libertad que tiene en lo individual.

El clero y los liberales se unieron en contra de las pretensiones de los positivistas mexicanos. Los liberales toman la libertad de conciencia en una forma absoluta, no admiten limites de ninguna especie, ni tan siquiera los de la ciencia; pero esto es un error, esto implica estar en contra de la misma realidad. El clero puede considerar que sus verdades no atentan a la libertad de conciencia porque son verdades en las que la conciencia no tiene libertad. Los clericales, dice Barreda, son hombres que principian por desconocer todo lazo con el mundo, la familia y la patria.

Todo los hombres pueden reconocer en ella algo que les es propio. Y como instrumento para establecer el orden, el de la Ciencia. El orden era urgente y el mejor instrumento para lograrlo era la ciencia. La sociedad es considerada como un organismo que se asemeja mucho a los organismos naturales.

La naturaleza no progresa por saltos. El partido del nuevo orden, fue considerado como heredero del partido liberal, pero con intereses distintos y opuestos. Es un partido liberal y conservador. Lo que este grupo social desea es hacer imposible todo cambio violento que amenace sus intereses. Debe ser conservador, pero sin dejar de ser liberal. Es menester un dictador que guarde los intereses de la sociedad. Los hombres que anhelaban el orden necesitaban de un hombre capaz de imponerlos con las mismas armas con que el desorden era provocado: el poder militar.

El trabajo industrial se presenta como el mejor instrumento para obtener el orden social, para obtener el acuerdo de todos los mexicanos. Cada individuo es libre de manejar sus propiedades como mejor convenga a sus intereses. Para ellos todo deber y todo derecho tiene como correlativo la fuerza del estado que hace cumplir estos deberes y hace que se respeten tales derechos. Las limitaciones morales contra la propiedad pueden convertirse en limitaciones materiales.

El positivismo es el instrumento que ahora sirve para destruir el desorden y construir el nuevo orden. El gringo es el yankee, el codiciador de nuestro territorio. Nuestros positivistas han querido formar hombres de la misma calidad de los hombres en quienes han visto un enemigo, el yankee o gringo.

El mexicano, en vez de defenderse del peligro que representa el gringo, trata de transformarse en gringo. De los Estado Unidos ha visto su fuerza material. Afirma en nombre el Krausismo la existencia de tres absolutos: la idea de Dios, la idea de la Patria y la idea de Libertad. El progreso y el orden es el predicado por ellos. Estas son ventajas que han hecho del positivismo un sistema preferible a sus rivales.

A estas ventajas se unen otras, propias de nuestra patria, dice Parra. Comte, Mill, Spencer, reconocidos jefes de la escuela positivista, considera cada uno opuesto a los otros. A pesar de este acuerdo, nuestros positivistas tratan de establecer un nuevo orden sobre tal doctrina. Dios y el alma son hechos, existen; independientemente de una existencia material de ellos, se dan en la experiencia del hombre.

El hombre habla de ellos; sin embargo, los positivistas se abstienen de hablar de ellos. Es una ciencia social que viene a establecer el orden. El hombre no tiene otro campo que el positivo, esto es, el campo limitado de la experiencia. Las discrepancias son necesarias, porque mediante ellas se llega a la verdad. Este texto va a ser del Dr. Luis E. En esta obra culmina el saber de los positivistas mexicanos; se hace patente la originalidad que era posible existiese dentro de un sistema cerrado como el positivista.

La libertad es un bien por alcanzar, no algo que se encuentre el hombre hecho. Los grupos privilegiados creyeron salvar a la nacionalidad mexicana reforzando en los mexicanos el sentimiento religioso. Esta ha sido la fase en que la libertad es entendida como absoluta.

Pero esto era muy peligroso, porque nadie garantizaba que la dictadura, puesta al servicio de un grupo social, no se convirtiese en la temida dictadura personal.

El primero necesitaba el poder, la segunda el orden; ambos se complementaban. La ciencia, en vez de ofrecer soluciones definitivas, planteaba problemas. La ciencia no era el orden, todo lo contrario, era una lucha perpetua. No expresaba ya el Orden, sino un orden, no era un instrumento de paz, sino instrumentos de guerra. No todo fue negativo.

Esa era tarea que le faltaba por realizar.

COMPUGREIFF LISTA DE PRECIOS PDF

Leopoldo Zea Aguilar

Mediante el Verbo deja de ser un ente entre entes, para transformarse en su habitante Dos ideas sobre el hombre Dos ideas del hombre que han propugnado y pugnan por prevalecer Como rasgos del humanismo pleno pueden enumerarse los siguientes: 1. Filosofar a la altura del hombre significa destacar el compromiso de quien lo hace con su tiempo y sus circunstancias. Un modo de ser que todos los hombres poseen por el hecho de ser hombres Reconocimiento a las diferencias.

ENTRIAMO IN AZIENDA 2 TOMO 1 PDF

LEOPOLDO ZEA. El positivismo en México. Nacimiento, apogeo y decadencia.

Mexican Positivists Defend Their Doctrine 8. Request removal from index. Churchill Andrew Roberts Inbunden. Philosophy and Its History 1.

BOSCH WFK 2430 BEDIENUNGSANLEITUNG PDF

Sociología y Trabajo Social

.

Related Articles